La curación de contenidos en internet

Escrito por Álvaro.

El tamaño de internet es tan grande que resulta muy difícil calcular la cantidad de información que contiene. Por hablar de algunos datos... a Youtube se suben más de 35 horas de vídeo cada minutoa flickr más de 3000 fotografíasTwitter ya ha alcanzado los 200 millones de tuits al díase estima que existen 152 millones de blogs en el mundo. Me viene a la mente un anuncio bastante reciente de Mercedes Benz en el que se hablaba de la infoxicación, un exceso de información que describía a la perfección mi compañero Sergio en su blog hace ya cuatro años. Él hablaba de desesperación. Una desesperación que deriva del hecho de no poder abarcar toda la información que se genera en Internet cada día. Por suerte, existen maneras (y herramientas) para combatir este exceso de información mediante la curación de contenidos.

Imagen CC tomada del álbum en flickr de edwinsail

Graceful hands - Imagen Creative Commons tomada del flickr de edwinsail

La curación de contenidos consiste en la filtración de información por intermediarios con el objetivo de generar y compartir contenidos de calidad de determinados temas para que los demás los consuman. Es una práctica realizada normalmente por personas, ya que la curación requiere de un sentido crítico para la selección de los contenidos que sean relevantes. Existen algunas aplicaciones que facilitan la labor al usuario ofreciendo un espacio para organizar y publicar los contenidos ya 'curados'. Pero también hay que destacar la aparición de una serie de herramientas que funcionan ellas mismas como curadoras de contenido, realizando los primeros filtrados e incluso organizando la información por relevancia y categorías. Veamos a continuación algunos ejemplos de ambos tipos de herramientas.

Aplicaciones automáticas de curación de contenidos

Paper.li, "el periódico de twitter", es quizá uno de los servicios que más nos pueden sonar en cuanto a curación de contenidos se refiere ya que son muchos los tuiteros que lo utilizan. Básicamente, su función es recopilar automáticamente los enlaces de nuestro timeline y organizarlos por categorías y por relevancia en forma de diario digital, dividido además por secciones: cultura, deportes, tecnología, política, negocios... para en un momento dado poder dirigirnos a la información que más nos pueda interesar. Además, podemos indicarle la periodicidad con la que queremos que este 'periódido' vea la luz. Pero tal vez lo más interesante de la herramienta sea la posibilidad de crear un diario a partir de un hashtag o lista de usuarios.

Otra interesantísima herramienta es Trunk.ly, una aplicación que recoge todos los enlaces que nosotros tuiteamos y automáticamente crea un listado cronológico con todos ellos. Después, desde la propia herramienta podremos borrar los que no queramos guardar. Además de Twitter, también permite conectarlo con Facebook, Delicious, Quora, Google Reader o cualquier RSS y suscribirnos a los perfiles de otros usuarios para poder navegar en su directorio de enlaces.

Cadmus es otra aplicación para no perderte los tuits más interesantes que han tenido lugar desde la última vez que hemos accedido. Simplemente ordena los tweets más relevantes de nuestra timeline teniendo en cuenta el número de respuestas y de retweets, agrupando además los post similares. Esto nos puede resultar muy útil si no tenemos tiempo para revisar de arriba abajo nuestro timeline, ofreciéndonos además los trending topics que se han generado teniendo en cuenta únicamente a la gente que seguimos.

En la línea de Cadmus encontramos otra aplicación que nos permite filtrar el ruido de nuestro timeline o de alguna de nuestras listas de Twitter. Se trata de Feedera que destaca los tweets más relevantes contando los retweets, las apariciones en del.icio.us o en Facebook, o los clics en bit.ly. Otras opciones interesante son los filtros para ignorar tuits de determinados usuarios o la posibilidad de recibir en nuestro mail ese resumen de los mejores tuits en formato de boletín. Ago similar hacen Summify y Feedly, que determinan cuáles son los enlaces más compartidos por nuestras fuentes en Twitter (Feedly todavía está trabajando en su integración), Facebook o Google Reader para no perder detalle de las historias más relevantes, presentándolo después de una forma muy visual en forma de revista.

Aplicaciones en las que decide exclusivamente el usuario

A diferencia de herramientas como Paper.li, existen otras aplicaciones donde el usuario tiene mucho más que decir ya que es él quien decide expresamente qué contenidos incluir. Es el caso de Storify o Scoop.it. Se trata de unas aplicaciones que permiten a los usuarios crear historias de manera muy sencilla integrando contenidos de diferentes plataformas de internet como Twitter, Facebook, fotografías de Flickr, vídeos de Youtube, un RSS, Google o los propios buscadores internos. Además, a través de los bookmarklets, resulta muy sencillo incluir algo que estamos viendo en el mismo momento.

La información la podemos organizar mediante módulos que podemos mover fácilmente (por defecto se ordenan cronológicamente) y también se pueden añadir notas de texto o, como en el caso de Scoop.it, nuestras propias imágenes. En definitiva, se trata de una manera diferente de contar historias mediante una recopilación o mezcla de tuits, vídeos, enlaces, fotografías… y que podemos compartir después automáticamente en servicios como WordPress, Tumblr, Twitter o Facebook, entre otros.

Existen algunas otras herramientas de curación de contenidos del estilo de Storify o Scoop.it, como Storyful, aunque las dos primeras son las más conocidas. Si tuviera que decantarme por alguna de estas dos, quizás me quedaría con Scoop.it, ya que presenta una interfaz mucho más visual y atractiva que la otra.

Keepstream permite guardar los tweets de nuestro timeline, las actualizaciones de facebook o nuestras páginas web favoritas que previamente hayamos guardado con el bookmarklet de la aplicación. El valor añadido de Keepstream es la posibilidad de agregar notas y la organización de los contenidos en colecciones, que después podremos compartir o insertar fácilmente en nuestro blog.

Curated.by es otra herramienta similar a todas las anteriores pero con la diferencia de que los contenidos se obtienen desde el propio servicio y no desde servicios externos. Para ello, existen grupos de contenidos que gestionan unas determinadas personas y son estos grupos el lugar de donde tendremos que seleccionar nuestros contenidos. Vendría a ser una especie de "curación de la curación" que antes ya han realizado las personas encargadas de subir contenido a los grupos.