Cookies bajo control

Escrito por Ana.

Todos los internautas deben ser informados de la finalidad con la que cada sitio utiliza las cookies de forma que el usuario autorice su utilización o no. Esta alarma saltó en Internet hace unos meses y es que, así reza la directiva 2009/136/CE del Parlamento Europeo y del Consejo adoptada por el Gobierno.

Las cookies no son más que pequeños rastros digitales que generan las webs y que se almacenan en los navegadores que utilizamos para acceder a la Red: Firefox, Google Crome, Opera, Safari... siendo a través de la configuración del navegador la forma en la que cualquier usuario podía gestionar estos permisos, autorizando, limitando o bloqueando las cookies.

Generalmente, la información recabada a través de este mecanismo no afecta al usuario y beneficia a la empresa o responsable de la web, ya que le permite conocer los hábitos de navegación de los usuarios y saber entre otras cosas si es la primera vez que alguien accede al sitio o si es un usuario asiduo. Por poner un ejemplo.

El valor de esta información radica en la posibilidad de medir el éxito o fracaso de las campañas de publicidad que se realizan para captar tráfico hacia las webs de  empresa o en la viralización de un contenido, ya que la existencia de las cookies permite contabilizar el tráfico o número de usuarios que acceden a la web.

La nueva normativa establece que toda plataforma tiene que informar a sus usuarios de las cookies que utiliza, indicando para qué las utiliza, y exige que el internauta de la autorización para ese uso. La realidad es que en la actualidad prácticamente todas las webs o blogs utilizan cookies y el mayor problema es cómo van a controlar las autoridades que se cumpla esa directiva. Además de que la restricción en la medición y analítica del tráfico en Internet tiende a dificultar la vida de los emprendedores al suponer trabas para las start ups o empresas del mundo de las TIC, como bien analiza Enrique Dans en su blog.

Pero ante nuevos retos nuevas soluciones. Así, antes de que los navegadores implementen por defecto que se debe solicitar permiso para el uso de cookies en un equipo cada vez que se acceda a una página web, desde  Silktide nos proponen "Cookie Consent", una aplicación gratuita que permite solicitar el consentimiento a los usuarios de nuestra web.