Medir y contar en redes sociales

Escrito por silmgar.

Números, estadísticas, analíticas y métricas. ¿A quién no le traen de cabeza? En un momento en el que la cantidad de información nos sobrepasa y debemos ejercer constantemente de curadores de contenidos, nos enfrentamos (los que no nos llevamos bien con las sumas que exceden los diez dedos de nuestra mano) a otro reto: medir el impacto de nuestras aportaciones en la red y traducirlo en números. Sacad el ábaco, que vamos a sumar unas cuantas herramientas que nos pueden hacer la vida más fácil antes de enfrentarnos a los recuentos de fin de mes.

Twitter

Una vez asumí que Twitter no me robó la atención, la adopté como punta de lanza para trabajar, crear marca y transmitir mensajes en pequeños trinos. Hay que ser claro, conciso, directo... y, además, el reto de saber escuchar se amplía con un ¿hasta dónde se escucha/lee lo que estoy twitteando? Apuntamos herramientas de medida como Klout, que nos dice cuál es nuestro lugar en la tabla de popularidad. Podemos ser el capitán del equipo o la líder de las animadoras pero si lo que decimos no importa más que a cuatro incondicionales, si nuestro contenido no es importante, nos acabarán dejando solos en el patio. Klout nos puntúa de 0 a 100, según la influencia que ejercemos en Twitter y además nos ofrece un recuento de cuántos retweets, menciones, seguidores y seguidos ha registrado nuestro usuario Twitter en 90 días. Interesantes, también en Klout, los datos "True Reach" que indican a cuántas personas podemos alcanzar con nuestros tweets (según nuestros followers compartan, nos retwitteen o muestren actividad con nosotros), y especialmente si analizas el Klout de una marca debes atender a los resultados de amplificación: "¿a cuántas personas influyen nuestros tweets?". Además, Klout nos hace una clasificación según nuestra actividad en Twitter y nos nombra exploradores, constructores de redes, sindicalistas... Aunque sólo sea por ver qué podemos ser de mayores en Twitter, Klout nos interesa como herramienta de medida.

Otras herramientas en Twitter que no debemos olvidar:
- Twitter Counter. Resúmenes directos a nuestro mail sobre el incremento de followers, el recuento de tweets que hemos lanzado, las predicciones para próximas semanas... 
- Visibli. También en nuestro mail, entre otras analíticas, incluye una sobre cuáles son los enlaces incluidos en nuestros tweets que han recibido más clics. 


Fotografía con licencia Creative Commons, Vintage Abacuses, por H is for Home

Facebook

La gran red social que pronto saldrá a bolsa ofrece su propio servicio de estadísticas y recuentos, pero también podemos incluirla (al igual que a Google+) en herramientas como Klout o Visibli. Pero si quieres probar más allá de las métricas que te ofrece Facebook, siempre tendrás los gráficos de ZoomSphere, que también analiza los datos que arroja nuestra página en la red de Zuckerberg. En este caso, recomendamos las de la propia red social ya que tras la última renovación de su sistema de estadísticas, ofrecen los mejores resultados de medida para ver nuestra evolución y reputación en esta red.

Nuestra página web: Google Analytics

Si todavía no sabes por qué Google es el rey del momento, deberías recordar hasta dónde llega su presencia o por qué es importante hacerlo bien con el gigante de las búsquedas. Pero no sólo eso, sino que además debes jugar bien tus cartas y hacer bien tu trabajo. Y sin faltas de ortografía, por favor. Todo eso tiene premio en la clasificación de Google pero, como si se tratara del metro que colgamos en la pared para marcar cómo vamos ganando centímetros de altura, Google Analytics debe acompañarnos (sin obsesionarnos) para reportar y conocer los números del mes y, si es necesario, cambiar el rumbo. Ya os recomendamos un completo manual para manejar y entender Google Analytics y hace tiempo Patt os dejó un montón de alternativas para las métricas.

Pero sobre todo, no hay que olvidar que más allá de los números debemos aportar valor a estos números: contenido, enlaces y empatía con el lector son algunas de las claves.